-¡Buen día grupo!
-¡Hola!
-:—
-¿Nos reunimos hoy?
-¡Hola a todos!
-¡Siii!
-Puedo después de las 5.
-¡Hola!
-Yo hoy no puedo, rindo examen.
-¿Cómo venís con eso?
-Medio mal… Estudié poco…
-¡Siii! ¡Qué bueno!
-Mala onda, ¿cómo te vas a alegrar?
-¡Uh, no leí!

*****

El hombre es un ser social. Casi diríamos un fundamentalista de la vida en manada, en grupo. ¿Pero qué pasa cuando esa necesidad de compañía se lleva a la práctica de maneras virtuales? La Chica de la Libretita, analógica declarada, revisa sus chats grupales y resume los errores más convencionales en los “Diez mandamientos” de la era tecnológica.
Empecemos por el principio.

1- No entrarás a la conversación sin leer todos los mensajes.
Puede que de otra manera te ganes el desprecio del portador de malas noticias por festejar a destiempo. Además, esta conducta da lugar al mandamiento número 2:

2- No abandonarás el grupo sin avisar.
Fulanito abandonó la conversación -Uh, loco… Cómo te vas a ofender… -Vos sos un nabo, cómo te vas a reír de sus
exámenes, ¡si sabés lo que le está costando! -…
Esto nos lleva a nuestro tercer mandamiento:

3- No caerás en la tentación de no responder.
-Claro, el señorito se hace el ofendido y no responde ahora. -Bancá, que entré en un túnel…
El que sigue tal vez les resulte conocido. Lamentablemente podemos decir que la discordia nos ha tendido una trampa en la que todos, en algún momento, caeremos sin darnos cuenta:

4- No dejarás la conversación en “visto” “ aa”.
Quien nunca haya sido increpado por esto que levante la mano. Uff, veo que nadie esta libre de esto… Y mientras tanto.… Última conexión: hace x horas.

5- No dormirás. Nunca.
Porque cuando despiertes, la conversación habrá seguido su curso, y para cumplir el primer mandamiento deberás remontarte muchos —pero muchos— mensajes atrás. Desde ya, esto también aplica para ausencias que tengas programadas, como prestarle atención a la vida real.

6- Avisarás cuando no vayas a poder contestar, resignándote a que el teléfono no deje de sonar.
“Clink” —o “Toc toc toc” en el caso del teléfono de nuestra protagonista. “Clink”. “Clink”.“Ahhhh, déjenme trabajar aunque sea diez minutos”. “Clink”.
Por otro lado, el uso de los recursos disponibles también es material de análisis.

7- No postearás fotos para dar envidia.
“Hola chicas, miren qué lindo esta el día en la playa”. (Lunes, 09:30).
Esta claro que, además, violar esta regla logrará que el resto de los miembros de nuestro grupo abandonen sus puestos o nos claven el visto” merecidamente… Ya que estamos hablando de fotos, no es necesario el primer plano personal en todas y cada una de las postales de tus vacaciones. Y si las hubiere, quienes las reciban deberán seguir el siguiente mandamiento:

8- No alimentaras el ego del fanático de las selfies.
“Fulanita envió 16 fotos nuevas al grupo”. Che, ¿de verdad necesitabas aparecer en todas? Mirá que te creemos que estas en la playa… Basta de fotografías. Y en el reino de las imágenes hay una aberración aun mas grande.

9- No abusarás del uso de emoticones.
Ah, que ya no se les dice así, sino “emojis” o “stickers”… A ver, repitan conmigo: dos puntos, guión medio, paréntesis que abre. Si para expresar su disconformidad necesitan algo mas que esos tres símbolos, agrupados en forma de carita que se lee girando la cabeza 45º a la izquierda, claramente, no pertenecen al selecto grupo de “individuos pre redes”, usan palabras como “emojis” y es evidente que esta columna no esta dedicada a ustedes. Atte, La Chica de la Libretita. Mejor sigamos. El último, aparentemente, es un pecado imperecedero…

10- No compartirás cadenas.
“Si no le mandás este mensaje a 10 de tus contactos… “. Usuario bloqueado. En serio gente, las cadenas de mensajes, pasaron de moda hace cerca de una década, cuando todavía eran cadenas de mail. Curiosamente siguen siendo las mismas que en ese entonces… ¿Qué nos deparará el futuro, cadenas de telepatía? En fin, hagamos uso de nuestra condición de seres sociales con un poquito de buena voluntad, que el viejo dicho que reza: “no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a vos”, es un muy buen consejo, y nadie quiere salir herido de un teléfono celular. Ni de ningún otro dispositivo móvil, todos son demasiado pequeños como para quedarse mucho rato ahí dentro.
Punto y coma, paréntesis que cierra.

Cecilia DP

Cecilia DP

Siempre detrás de sus lentes y siempre con su libreta, va por la vida tomando notas sobre las costumbres propias y ajenas y riéndose de todo eso, lo que la transforma en la adorable Chica de la Libretita. Columnista. Argentina.
Cecilia DP

Latest posts by Cecilia DP (see all)

Recommended Posts

Dejar un comentario

diez + 13 =

¡Contactanos!

En este momento estamos trabajando en nuestro próximo número pero escribinos y te respondemos a la brevedad. ¡Gracias!

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search