El gobierno redobló las medidas para destrabar el conflicto. Amplió el debate, lo sacó de los escritorios y las mesas de negociación y declaró que la educación es esencial.
Esa chispa incendió la vapuleada imagen de la Ministra de Educación, quemó los ámbitos de negociación y toda esperanza de acuerdo.
Pero los gremios de la enseñanza también redoblaron su apuesta, empujados por la fuerza acumulada en 8 días de una huelga y resolvieron continuar con las ocupaciones y las medidas, desacatando el decreto de esencialidad.
Rodear el Palacio Legislativo fue la primera de una serie de movilizaciones que se sucederán en Montevideo, que tienen su réplica en el interior del país.
El barullo fue tan grande que despertó de la siesta a más de uno. Despacito, como si quisiera pasar desapercibido el mayor tiempo posible, apareció atrás de la manifestación el Vicepresidente de la República. Luego de algunos gritos y del desconcierto de los manifestantes que amagaron darse vuelta, después silbarle, luego retirarse, optaron por acercarse y escuchar lo que el forastero tenía para decir. Ese hombre de sonrisa impecable y traje de tintorería venía a ofrecerles sentarse en las cenizas de la mesa de diálogo.
Lo docentes respondieron que tenían que hablarlo en la asamblea y el forastero se fue, un poco molesto, sin saludar. Solo se le escuchó decir: “’ta bien, decídanlo”.
El enorme portón de hierro se cerró y los manifestantes bajaron para rodear, tomados de las manos, el Palacio. Allí surgen los problemas de siempre: el tránsito se enlentece, las bocinas se repiten una tras otras y los “tapones” en los cruces discuten con los conductores. Esta vez, el tránsito se entorpeció pero se priorizó también el cruce. “Necesitamos a la gente de nuestro lado compañeros”, gritaba un docente que recorría en bicicleta todo el cinturón humano abriendo paso donde el trancón se complicaba.
Así transcurrió el día 1 de manifestaciones post decreto.

Diego Obispo

Diego Obispo

Fotógrafo e historiador en desarrollo, es de los que creen que en la madrugada aparecen las mejores ideas. Fanático de las preguntas y habitué de la ironía, opina que la quinoa es de los grandes descubrimientos que ha hecho en los últimos años. Periodista. Uruguay
Diego Obispo
Recommended Posts

Dejar un comentario

dos × cuatro =

¡Contactanos!

En este momento estamos trabajando en nuestro próximo número pero escribinos y te respondemos a la brevedad. ¡Gracias!

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

Ir a la barra de herramientas